Intervención Partido Popular sobre AUTOBUSES EMT en el Pleno Municipal de Mislata (30/06/2016)

Llegamos aquí con la enésima pirueta  del PSOE y del gobierno del señor Bielsa: de lo que se trata mientras la herida se abre es de poner muchas vendas para cortar la hemorragia. Pero hay una realidad innegable, a ustedes, el tema del autobús les ha explotado en las manos sin tener el final feliz que se prometían.

En marzo de 2012, el grupo Popular ante el anuncio de que los autobuses iban a desaparecer trajo una moción al Pleno con la mejor voluntad de alcanzar acuerdos por la que:

Pedíamos que se reunieran las veces que fueran necesarias los Ayuntamientos de Valencia y de Mislata para mantener la línea 7, que se ampliara por el barrio del Quint el recorrido de esta línea y que al no tener presupuestos cerrados se consignada partida presupuestaria para mantener la EMT.

¿Y qué voto entonces el PSOE? En contra. Dijo que no. Y dijeron que no por dos razones principales:

Porque ustedes que habían llegado al gobierno al calor de las pancartas aprovecharon el calor de la calle para iniciar una guerra con fines electoralistas ya que parece ser les era a ustedes más rentable la batalla contra la entonces alcaldesa que el diálogo para solucionar problemas.

Ustedes repitieron hasta la saciedad que Rita nos quitaba los autobuses y como con otras tantas cosas ustedes acostumbraron a la gente a pensar que aquella mentira repetida era una verdad. No inventaron ustedes este sistema.

La realidad es que ustedes votaron en contra una moción que buscaba soluciones y hoy nos traen una que solo busca culpables. Siguen ustedes sumando sus votos imaginarios para mantener un gobierno que no da respuesta a los problemas reales. Los ciudadanos nos quedamos sin autobuses de una manera irresponsable y lo que ayer era Rita hoy lo convierten (y a pocos días de las elecciones) ustedes en Ribó. Bueno, igual no, multiplicado por cinco.

En septiembre de 2012 perdimos el 29: a ustedes les dio igual.  El alcalde dijo que era inaceptable perder el 7 y el 29, pero no se sentó con quien correspondía para buscar soluciones. Era mejor cargar tintas que encontrar acuerdos. Y fue calando en el pueblo el mensaje de que Rita nos quitaba los autobuses. Quienes no nos resignamos a creer en aquello seguimos trabajando y seguimos peleando porque un transporte histórico regresara a nuestras calles. Todos sabíamos la verdad: la situación económica obligaba a negociar. Algunos pueblos lo hicieron y mantuvieron sus autobuses. Mislata se quedó sin ellos.

El 9 de noviembre la EMT le propuso a Bielsa una prolongación de la línea 95. Así lo cuentan los periódicos del día y que mantenía la línea del 7, que desde el PP de Mislata queríamos ampliar.

La respuesta de Bielsa, qué curioso, ¡¡de aquel mismo día!! fue que Mislata rechazaba la EMT y usaría autobuses de la Agencia Valenciana de Movilidad. Reconocía eso sí que la cifra pedida eran 159000 euros, pero no explicó que se podrían revisar a la baja tal y como creciera el uso del autobús entre nuestros vecinos. Cuando le dijo no al plan de Valencia ya tenía su plan alternativo y cerrado un convenio que no ha sido ventajoso para nuestros vecinos.

Nos quedamos sin autobuses y no nos contaron la verdad. Ese fue el problema real que nos provocaron ustedes.

Pero el suma y sigue es redondo.

El 3 de julio anunció Ribó en presencia del portavoz de Compromís y del coordinador de vecinos Julián Martínez que el 7 volvería a entrar en Mislata. Curiosa reunión ya que esa cordialidad se produjo tan solo 3 días antes de que el alcalde de Mislata se reuniera con el de Valencia y juntos, dijo la prensa, se propusieron recuperar el 7.

Ribó dijo que el Ayuntamiento daría un giro copernicano  y propuso un estudio económico razonable que no sea un castigo. Hasta Bielsa entendió lo que nunca había defendido: que el servicio podía tener un coste y se las prometieron felices con aquella declaración del alcalde de Mislata diciendo que se abría un nuevo tiempo de diálogo y que se daba un paso de gigantes…

Ustedes (PSOE) que habían llegado al gobierno al calor de las pancartas aprovecharon el calor de la calle para iniciar una guerra con fines electoralistas ya que parece ser les era a ustedes más rentable la batalla contra la entonces alcaldesa que el diálogo para solucionar problemas.

Nos vendieron humo una vez más. Nos vendieron avances falsos. Y nos los vendieron en prensa porque ni en comisiones, ni en Junta de Portavoces ni en el pleno se nos trasladó nunca la verdad sobre los autobuses y como ustedes nos dejaron sin aquel servicio.

En tres meses, la prensa anunció que Ribó quería cobrar por los autobuses pero remarcando que menos de lo que pedía el PP. Los 159000 euros de los que se hablaban en la época de Rita, los convirtió el PSOE en 190.000 cuando anteriormente se hablaba de la EMT y de los 400.000 entrando en un baile de cifras poco serio que solo generó más confusión entre los ciudadanos sabiendo que hay quienes pescan muy bien en aguas revueltas.

Era el 7 de julio de 2015 cuando Bielsa anunció que su reunión con Ribó había sido histórica. Los autobuses nos prometieron, tres años después de dejarlos perder, volverían a Mislata.

Pero las alarmas saltaron en noviembre cuando llegaban las elecciones generales del 20D. La maquinaria de comunicación se activó una vez más y anunciaron los clarines que Mislata arremetía contra Ribó por las líneas de la EMT aunque evitaba poner dinero. Un acto de reivindicación de alcaldes socialistas que solo buscaron una foto frente a Ribó. Lo que eran reuniones históricas se calificaron como falta de voluntad y llegado marzo  plantaron al alcalde de Valencia en el balcón de las mascletas para que Ribó reculara y negociara tras el plante de los siete alcaldes socialistas, que olvidaron que es su mismo partido, el PSOE, quien sostiene en la alcaldía a Ribó. Una pantomima más en una cuestión en la que durante mucho tiempo parece que se le ha engañado a mucha gente de nuestro pueblo.

Le amenazaron con colapasar el centro y dispararon la tensión que se había vivido en los meses previos. Y así, en abril, la Generalitat que preside el PSOE con el apoyo de Compromís, anuncio el regreso de la EMT y el desbloqueo final de los autobuses.

De esto, tampoco supimos nunca nada que no fuera por la prensa.

El área metropolitana recuperará la EMT, anunciaban los titulares. Bielsa conseguía su foto y el acuerdo final de socialistas y Compromís se cerraba en portadas que mostraban un acuerdo y una falsa realidad: que los autobuses volvían y a coste cero. Se dijo en abril.

No pasó en mayo ni en junio. El día 3 de este mes el PP denunciamos que los retrasos de la EMT se debían a los enfrentamientos entre Bielsa y el alcalde de Valencia. Y sin querer encendimos una mecha que estalló muy convenientemente a cuatro días de las elecciones.

El alcalde acudió con la teniente de alcaldía a una rueda de prensa con los responsables de las asociaciones de vecinos. Los portavoces de la oposición que estamos en esta misma planta, una por debajo de la alcaldía y de la sala donde se celebró la rueda de prensa, no supimos nada. No se nos informó de nada: una falta de respeto y consideración absoluta hacia la ciudadanía a la que también representamos.

Bielsa dijo entonces que Ribó pedía un millón de euros. Cinco veces más que Rita.

¿La realidad? Que una vez más fuimos los únicos que nos quedamos sin EMT ya que en Paterna, Moncada, Alboraya y Vinalesa sí que se han alcanzado los acuerdos pertinentes… Pero, sorpresa. A tres días de las elecciones y 24 horas después del anuncio ya teníamos proyecto, solución y respuesta. Una situación casualmente muy parecida a la noviembre de 2012 cuando la solución aparecía al mismo tiempo que desde el gobierno popular de Valencia le tendían una oportunidad a Bielsa. Ahora, una empresa privada gestionará pagada por la Generalitat el transporte con el centro de Valencia. Llega julio y seguimos sin autobuses.

Y no sabemos ya si se tratará de un nuevo engaño o si tendremos autobuses, cuanto nos duraran, como se financiaran si al año que viene no tenemos a la Generalitat detrás…. Y una pregunta en el aire: ¿Por qué nunca se nos ha ido informando de lo que ocurría mientras han dejado perder el 7 de la EMT que era una línea histórica para Mislata?

Anuncios

Sí ofende Señor Puig, claro que ofende

20160612_212656-01[1]

Señor Puig: iré a la Plaza de la Virgen como desagravio contra una campaña injusta e innecesaria, donde la imagen que veneran más valencianos fue insultada con rotundo desprecio. Y fui, no por lo desagradable del hecho, que lo es, sino porque me hirió adivinar la bilis y la satisfacción con las que (quienes la idearon) acabaron por ejecutarla.

Soy una persona que nació en libertad y que ha defendido siempre las libertades personales, también las religiosas, intentando que mis prejuicios no ganen juicios ni se impongan a nadie. Usted dijo que aquella estampa no ofende a nadie. Y se equivocó. Pero el problema es que usted erró con voluntad: disparando como quien la dibujó, sabiendo perfectamente sus efectos y consecuencias. A usted esto le pareció una gamberrada de instituto y la disculpó, incluso le pareció divertido que proviniera del pancatalanismo que usted mismo alienta, provocando que en el futuro pueda haber nuevos ataques porque entiende que no ofenden. Pues sí ofende, señor Puig, claro que ofende.

Ofende,  insulta y avergüenza que quien nos representa a todos diga que con esa denigración que hemos sentido miles de valencianos no pasa nada. Usted, señor Puig, presidente, lo es también de los que no le votamos. Y también de los millares que encontramos en la Geperudeta protección, amparo, descanso o cobijo.  Lo que queramos sentir, porque sentir es libre. Algo que ustedes predican, pero no practican: la libertad.

No responderé a la suciedad de sus palabras con descalificaciones ni osaré bajar a insultarle como ha hecho usted al abrir su boca. Bastante tiene con capitanear un PSOE a la deriva que se duerme, agotado, en brazos de otra matrona. Pero sepa, que como valenciano, cuando mi presidente dice que la imagen arrollada de la Geperudeta no ofende, deja en mi un vacío absoluto que me abochorna y me hace mirarle de una manera aún más ridícula.

Ofende,  insulta y avergüenza que quien nos representa a todos diga que con esa denigración que hemos sentido miles de valencianos no pasa nada.

No hace falta ser creyente para creer en la Geperudeta. Topó usted con hierro cuando creyó que la progresía le reiría la proeza de su desvergüenza. Y su disculpa fue tan vulgar como pobre.  No le extrañe que sus conductas inviten a muchos socialistas a buscar en otros un refugio que usted les niega constantemente. Y no piense que habrá silencio cómplice en el PP cuando usted mire hacia otro lado ni cuando sus palabras disparen contra las creencias y las tradiciones de uno de los pueblos más ejemplares del mundo. A usted puede que estas cosas no le ofendan. A mí, me indignan. Absolutamente. Y saber que mi presidente es cómplice de ellas, aún más.

#EsLaHoraDelPP

Foto de Eva Máñez publicada por Valencia Plaza
Eva Máñez

No consiguieron hundirnos. Nunca llegamos a renunciar. Ustedes no pudieron con nosotros aunque lo intentaron. Lo intentan.

Pensaron que al perder las elecciones nos disolviéramos como azúcar en café, creyendo que como ustedes nosotros solo estamos aquí para ocupar poltronas. Y pensaron que a base de machacarnos con corrupción y sin gobiernos nos iríamos por la puerta de atrás… Llorando a casa.

Ustedes, los que cambiaron pancartas por alfombras, proclamas por coches oficiales, se equivocaron. Mucho. Ustedes nos hicieron más fuertes. Nos enseñaron a no renunciar. A clamar. A salir a la calle, con la cabeza alta después de pedir perdón por tantos errores no deseados y a los que ustedes confiaron el futuro de nuestro partido. Podemos haber cometido errores, podemos haber tenido gente que ha hecho en esta casa lo que no se debe de consentir en ninguna. Pero ustedes olvidaron que a este partido le queda una mayoría social, el orgullo de muchos afiliados que no se resignan y la convicción de que en nuestra crisis está la oportunidad: la de la renovación, la regeneración y la construcción de un PP más fuerte y unido, con más proyecto. Con más futuro.

A nosotros no nos hizo falta recordarles cada segundo ERES, Venezuelas ni donde se sentaron a pactar en cuanto se repartieron entre ustedes cuatro sillones. Nosotros nos pusimos a proyectar empleo, a generar confianza, a apostar por el mañana. Sin complejos y sin sectarismos. Sin dudar.

Y se equivocaron porque hay una diferencia única entre ustedes y nosotros: nosotros creemos en lo que hacemos y trabajamos por ello mientras otros solo inventan eslóganes para luego olvidarlos. Olvidarnos. Como aquello de rescatar personas… Como aquello. Y tantas otras.

El 26 de junio es la hora del PP. Volverá a serlo. Lo creo realmente. Este país y esta tierra han visto desde diciembre – cuando se sintieron cómodos ya sin elecciones al frente y se quitaron las máscaras – cómo gestionan ustedes y con qué intención. Y nosotros, que somos gente de silencio, hablaremos en las urnas que es donde se dicen las cosas en democracia.

Ustedes nos hicieron más fuertes. Nos enseñaron a no renunciar. A clamar. A salir a la calle, con la cabeza alta después de pedir perdón por tantos errores no deseados y a los que ustedes confiaron el futuro de nuestro partido.

Es la hora del PP porque con el esfuerzo de los españoles y el buen tino del hombre tranquilo, Rajoy, hemos bajado por debajo de los 4 millones la cifra de parados a que nos llevaron los de ZPedro Sánchez y compañía. Aquellos a los que Ciudadanos dio su apoyo exigiendo recambios por olores a corrupción que no les apestan en la Andalucía de Chaves y Griñán.

Es la hora del PP porque queremos libertad donde otros imponen intransigencia y fanatismo: queremos libertad en la prensa sin pensamientos únicos, en la educación donde deben de elegir las madres y padres, en la defensa de nuestras señas de identidad que ustedes tapan o abandonan…

Es la hora del PP porque queremos tranquilidad frente a sus broncos estilos (que ya hemos visto en Barcelona y en tantos sitios…) y estabilidad frente a las trifulcas a las que nos acostumbran el sindiós de Oltra y Puig en la Generalitat o en los diferentes ayuntamientos de la Comunitat.

Sinceramente, solo por eso y por muchas más cosas creo que es la hora del PP. Por eso y porque donde ustedes solo saben hablar de corrupción y cardenales, nosotros ponemos empleo, estabilidad, justicia, seguridad, tranquilidad y crecimiento. No pueden tomarnos por tontos. A tanta gente no.

A tanta gente a la que aún nos queda el orgullo de decidir qué queremos. A la gente del Partido Popular.

El 26 de junio, para mí, sin dudarlo y ahora más que nunca es la hora del PP.

Sin dudarlo.

 

La izquierda, la libertad y las sotanas

20160522_122235-01[1]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo estuve esta mañana en la Plaza de la Virgen. Por una sola razón: porque quise. Me apetecía apoyar a los compañeros y amigos que trabajan en la concertada. Y a los padres, que libremente llevan a sus hijos dónde quieren que les formen para su futuro. Eso es lo que defendía esta mañana en la manifestación.

A la izquierda, por contra, siempre le ha tirado más adoctrinar: decir qué debemos de hacer y pensar los ciudadanos. Y en salirte del renglón torcido sin Dios, te acusan de “facha” o lo que sea porque no está bien pensar de manera diferente a su estricto guión de concebirlo todo… Así. Y solo así crean ellos su escuela de futuro. Negando la libertad educativa y diciéndole a los ciudadanos dónde deben de educar a sus hijos, no sea que alguno acabe fuera del redil y del único discurso válido que es el de ellos. Obvio.

Yo estudié en la pública. Y la defiendo. Pero esto no significa que no defienda la pública concertada que intentan erradicar. O la privada. Por decirlo de una manera sencilla: a mí el brócoli no me gusta. Pero nunca le negaría a nadie que lo compre, lo cocine y lo coma en su casa. Estos, sin embargo y de salida, prohibirían que se cultive…

Lo diré de la manera más adolescente posible: el problema en España es que “ser de izquierdas/progre mola” y ser del PP “es de ser un facha”. Como sacar la bandera, decir que te gusta tu país o no esconderte para defender posturas más liberales que las que ellos imponen… Ondean sus esteladas sin ser de legalidad pero queman otras que no son las suyas… Lo siento. Me cansé de vivir acomplejado. Nací en el 77, cuando Franco llevaba dos años enterrado, y en pleno germen de la democracia. Si quieren ellos, que sigan mirando atrás, pero que no cuenten conmigo. Yo quiero mirar adelante. Porque lo que tengo se lo debo a mis padres y a mi esfuerzo. Y quiero que mi país también lo haga. Sin complejos. Lo siento. Conmigo ya no cuenten para su circo de izquierdas molonas y derechas rancias. Eso no existe en Europa y aquí se finiquitará cuando empecemos todos a decir alto y claro lo que pensamos. Como esta mañana, cuando se nos han ido los complejos por donde otros perdieron la inteligencia.

Las manifestaciones no son suyas. Ni las pancartas. Ni la libertad de expresión. Ni Lorca ni Hernández. Ni Jarcha. Ni la Educación. Ni la cultura… Ni la sanidad pública… Pero hubo un momento que nos confundieron y nos lo hicieron creer. stedes han intentado arramblar con un patrimonio de todos. De todos. Y yo me niego. Conmigo no. No cuenten. No me creo sus mentiras convertidas por discurso en dogma social. No pienso regalarles a ustedes la defensa de todo lo que me gusta ni el silencio contra sus catetadas ni cacicadas. No tengo porque callar…

Nací en el 77, cuando Franco llevaba dos años enterrado, y en pleno germen de la democracia. Si quieren ellos, que sigan mirando atrás, pero que no cuenten conmigo. Yo quiero mirar adelante.

A ustedes, los que no van a la Virgen pero no se pierden la Ofrenda, a los que nos llenan de pancartas balcones institucionales con los que seguir adoctrinando, les pediría un ataque de sinceridad. Y no lo tendrán. Pero me gustaría oírles a ustedes, que muchos llevan a sus hijos en pecado venial a la concertada o a la privada, explicar por qué no quieren para otros lo que procuran para sus hijos.

La izquierda se ha proclamado siempre defensora del pobre y del trabajador. Y eso es lo que quieren… más votantes en la pobreza. Parece ser.

Este país merece un paso adelante. Serio. Contundente. Hacia políticas del siglo XXI. Hacia el respeto de unos y otros, fuera de la trinchera y del doble bando que, como dijo Machado, tendría que helarle a España el corazón.

Esta mañana de 40.000 personas al conseller solo le molestó que el PP estuviera. A mí ellos nunca me sobraron de una pancarta… Y han ondeado cien más que nosotros para prometer cosas que ahora no cumplen. Ya no están en la oposición. Gobiernen: salten de detrás de la pancarta al despacho y hagan algo más que atacar a los valencianos.

Y sean valientes. Díganlo en alto: les molesta la concertada porque en esos centros su capacidad de adoctrinar se vuelve más compleja. Les arruina su proyecto anticuado y rancio de seguir generando futuros votantes…

Yo me cansé. Me cansaron ustedes. Y ya no me callo.

Posdata y cierre de domingo: No comparto lo dicho por el cardenal Cañizares sobre “el imperio gay” (desde luego que no lo comparto). Pero, todos los que han salido en tropel a señalarle con su infranqueable superioridad social en esta Comunitat laica  ¿por qué callaron cuando la esposa de Enric Morera, president de les Corts Valencianes, llamó “puto facha maricón de España” – y no hace mucho – a un joven del PP? Las víctimas siempre son víctimas. Lamentablemente, a mi los dos ataques me abochornan. Sin embargo, a la izquierda, tan solo la primera. La que lleva sotanas. La otra no la quieren mirar. Porque ni les avergüenza… En mi país no puede haber víctimas de primera y de segunda: eché de menos su libertad cuando no miraron en romper la mía…

 

 

Discurso del Pleno de Presupuestos 2016. Jaime López Bronchud, portavoz del PP de Mislata

Jaime_Despacho.jpg

Hacía dos años que ustedes no aprobaban unos presupuestos y hoy los van a aprobar porque tienen una mayoría absoluta de 14 concejales dispuesta a pasar el rodillo.

Ni previsión, ni trabajo, ni plan. Gobiernan con intenciones y sin programa. Solo con un guión trazado para mayor alabanza de su gobierno, de su partido y de su alcalde. Ustedes han demostrado que sin respeto a la oposición y a los ciudadanos a los que debemos de servir. Y todo, porque ustedes vienen improvisando la gestión municipal, con sus titulares y sus mentiras y sin proyecto para Mislata, ocultando cualquier cuestión para que fiscalizar sea difícil y proponer casi imposible.

Ayer el problema del autobús, o de las ratas, de la suciedad y de la luz eran Rita Barberá y el PP de Valencia. Y hoy. ¿Me pueden decir hoy cuál es el problema para que los mislateros sigamos cada día más abandonados? Hoy son ustedes.

Ustedes nos han dejado 48 horas para leer unos presupuestos y debatirlos en comisión de Hacienda. Tuvimos que abstenernos pese a haber hecho un esfuerzo contrarreloj y repasar detenidamente los detalles que ustedes han esbozado. Bueno, ustedes no. Una empresa externa a la que le han pagado ustedes con el dinero de todos casi 18.000 euros para que les haga el presupuesto que durante dos años ustedes han sido incapaces de hacer. Aunque sinceramente creo, que más que incapacidad ustedes lo que no tuvieron fue voluntad. Porque llegaron a elecciones sin pagar a proveedores y sin alcanzar los límites de deuda viva que se habían trazado como idóneos para nuestro Ayuntamiento. Y han seguido un año después, ganadas ya las elecciones sin pagar a tiempo ni ayudas sociales, ni gastos comprometidos, ni deudas con sus proveedores… El Partido Popular no va a ser cómplice de su mala gestión.

Y digo mala gestión porque ustedes, que tantas lecciones han dado, han tenido a Mislata sin presupuesto desde mayo de 2014. Ustedes presentan este presupuesto que ni siquiera cumple con la ley. Han presentado fuera de fecha los presupuestos municipales y los informes de Tesorería e Intervención solo avalan algo que desde el PP venimos denunciando desde hace tiempo: las cuentas a este ayuntamiento, a nuestro pueblo, ya no nos salen. Y eso es por su culpa.

En 2011, ustedes no hicieron presupuesto, en 2012 se aprobó definitivamente en septiembre, en 2013 lo aprobaron en enero, en 2014 llegaba cuatro meses tarde  y en 2015 ni llegó.

El PSOE de Mislata ya viene demostrando desde hace 5 años que dice unas cosas y hace otras. Ustedes ya son su herencia. Ahora, cuando miren hacia atrás, ya no está ni Corredera ni el gobierno del PP. Están ustedes y su mala gestión, dirigida a golpe de despacho y medio de comunicación. Sin escuchar a nadie. Ni a la oposición, ni a los sindicatos, ni a los trabajadores, ni a los vecinos.

Ustedes, a los que se les ha llenado siempre la boca de progresía y defensa del trabajador, son a los que los sindicatos les hacen plantes y no acuden a las mesas de negociación. A ustedes los trabajadores les dicen que ya está bien de premiar a unos y castigar a otros. A ustedes, los sindicatos les señalan para decir que sus políticas son rancias, dictatoriales y faltas de diálogo. A ustedes, que se les llena la boca de defender a la clase trabajadora, les digo más alto y claro que nunca que ustedes diálogo cero. Compromiso cero.  Capacidad cero.

No alcanzan acuerdos, suspenden baremos de prestaciones sanitarias, no atienden anticipos de los trabajadores, ni suplen sus vacantes… ustedes les han dado las espalda a los trabajadores de esta casa y los separan entre aquellos que colaboran con ustedes y los que no, de una manera absolutamente denigrante.

Ustedes han creado su corralito. Su cortijo. Sin aplicar medidas ni políticas serias de reordenación y sin optimizar la efectividad de nuestros propios recursos.

 

Plantilla de personal sin escuchar a los sindicatos

No podemos estar a favor de su plantilla de personal porque desconocemos las necesidades. Y lo que es peor, desconocemos su voluntad. Porque ustedes no la han dialogado con nadie: ni con nosotros, ni con los otros partidos de la oposición ni con quienes legalmente representan a los trabajadores de este Ayuntamiento. Ustedes la aprobarán con sus 14 votos a favor. Pero desde luego, el PP no va a ser cómplice de sus andanzas.

Y respecto del presupuesto, tampoco pensamos ser cómplices de su manera de hacer ni de deshacer. Traen un presupuesto continuista, en la línea de las políticas que ha desarrollado el PSOE hasta el momento y que obedece a una manera de hacer política que no se corresponde con lo que este grupo entiende que debería de ser la gestión municipal.

Lo dije en 2014 y lo reitero lamentablemente hoy: “Ustedes no dialogan, no dan información y complican la labor de la oposición haciendo que la gestión del ayuntamiento sea cada vez más oscura. Complicando nuestro trabajo sin respetar que también la oposición debe de ser garante de los derechos de los ciudadanos.”.

Las cosas no han cambiado para bien, simplemente han ido a peor. Y han pasado de gobernar mirando hacia atrás a arrollar mirando allá donde les interesa en cada momento. Hoy la herencia es suya: maceteros, jardineras, empresas que gestionan cuentas de facebook para promocionar al alcalde de Mislata y a su gobierno, taxis, subidas salariales incomprensibles, campañas de propaganda para ensalzar al líder… siguen siendo la crónica de un gobierno rancio y que huele a cansado.

Ustedes no han mirado a su entorno cuando más falta hacía. Se han creado planes de empleo de manera propagandística porque llegaban las elecciones pero no hemos vuelto a ver contratos ahora, como si los desempleados se hubieran esfumado de Mislata y las familias no tuvieran problemas. Se han seguido cerrando negocios, porque la falta de apoyo ha acabado asfixiando a los emprendedores. Y han seguido sin bajar los impuestos, para que los vecinos acaben pagando más por tener menos servicios.

Ayer el problema del autobús, o de las ratas, de la suciedad y de la luz eran Rita Barberá y el PP de Valencia. Y hoy. ¿Me pueden decir hoy cuál es el problema para que los mislateros sigamos cada día más abandonados?

Les daré yo algunas pistas: mayoría absoluta, rodillo, oscurantismo, falta de información y desorganización. Un caos que ustedes no quieren que la ciudadanía conozca. El PP solicitamos la semana pasada que este pleno se retrasmitiera por radio y televisión. Se llama transparencia. Ese nuevo recurso para el que ustedes mueven trabajadores de despachos, pero que lamentablemente no se creen. La transparencia, como la participación, para defenderla hay que creérsela. Y ustedes ni se la creen ni la defienden. Ni la practican.

Queríamos un presupuesto que combatiera la crisis social , que apostara por el empleo, que potenciara el comercio y que formase más y mejor a nuestra ciudadanía. Ustedes suben un 30,43% la partida de fiestas mientras bajan un 31% lo que se destina a alumbrado público. Los mislateros necesitamos más luz en la calle y menos suciedad. Ustedes suben un 43% el dinero destinado a comunicación, que en su caso es propaganda y revistas con la foto del alcalde, y reducen un 14% en servicios sociales y promoción social.

Ese es el mapa que ustedes dibujan para Mislata, la de una Roma antes de la caída de su Imperio: mucho circo y poco pan. Lo voy a decir de otra manera para que ustedes me entiendan: tener a la gente engañada e ir recortando prestaciones y servicios que serán muy difíciles de volver a recuperar.

Y mire, le voy a decir algo más: todos ustedes no son iguales. Algunos creen lo que hacen y lo que defienden. Probablemente hoy, sin conocerlo, votarán a favor su presupuesto por una cuestión de partido. Pero es importante que al votar sepamos quienes somos cómplices y quiénes no de esta manera de gestionar. De mirar hacia el futuro.

Con este presupuesto incrementan el gasto en personal, el gasto corriente, las transeferencias corrientes y los activos y pasivos financieros mientras reducen drásticamente las inversiones en Mislata. Los mislateros tendrán que esperar la generosidad de Diputación, Generalitat o Europa si quieren ver algún avance significativo en sus calles porque ustedes recortan el gasto inversor en un 41,75% con respecto a 2014. Solo invertirán 318.845,38 euros en Mislata según sus propias previsiones: un 1,18% del presupuesto local.

Desde que ustedes llegaron al gobierno de Mislata han recortado en limpieza viaria, en alumbrado público, en subvenciones económicas a empleados, en protección de la salubridad pública y en el funcionamiento de centros docentes de preescolar, primaria o educación especial, por poner solo algunos ejemplos.

Pero el que más difícil se nos hace de entender es el recorte de políticas sociales que los mislateros sufrirán este 2016. Son los presupuestos con los que ustedes se quitan decididamente la máscara porque ya han ganado las elecciones que necesitaban.

HAY QUE HACERLO

espaniaenserio

Los españoles tenemos un reto por delante: elegir el proyecto de futuro y crecimiento que queremos para nuestro país. Jamás, nunca, imaginé que podría formar parte de una candidatura al Congreso de España. Por eso, mi inclusión como número 8 del Partido Popular por la circunscripción de Valencia mezcla tanta ilusión como sorpresa. Soy de los que siempre ha reclamado una regeneración de la vida política y ahora me ha llegado la posibilidad de trabajar por ella sin defraudar ni a nadie ni a mí. Hay que hacerlo.

Al presidente Rajoy le tocó lidiar el toro más difícil. Ahora que la economía se recupera gracias a los programas del Partido Popular y al esfuerzo de todas las familias de España, hay que seguir creciendo y apostando por las personas. Hoy crece el empleo y crece el bienestar de las personas.

Apoyo la candidatura del Partido Popular y lo hago con trabajo y ganas, sabiendo que es una época difícil, pero que esta opción es la única garante por experiencia, por estabilidad, por la capacidad de generar empleo y economía y por ser la única que sigue apostando por un modelo que hemos construído entre todos y que se llama España. Sin complejos y sin mirar hacia otro lado.

La España heredada del PSOE era una locomotora contra un precipicio: muchos han olvidado ya que pedían el rescate, que se hablaba de primas de riesgo y que se destruía empleo (1.400 personas cada día). Hoy, los datos de empleo, son positivos. Aunque queda mucho por hacer. Camino por recorrer.

Lo que yo espero es que ese camino lo recorramos con Mariano Rajoy y con el programa del Partido Popular: porque tras años de esfuerzos, los españoles nos hemos ganado el derecho a elegir el mejor futuro para nuestro país.

Soy de los que siempre ha reclamado una regeneración de la vida política y ahora me ha llegado la posibilidad de trabajar por ella sin defraudar ni a nadie ni a mí. Hay que hacerlo.

Queremos una España más unida, mejor representada aún en el exterior, que siga siendo el motor económico de Europa y que apueste por las políticas sociales. Que siga batallando contra ETA y contra cualquier terrorismo; que busca una administración eficiente. Una España Unida y fuerte en la que todos los españoles avanzamos y todos de la misma manera.

Al presidente Rajoy le tocó lidiar el toro más difícil. Ahora que la economía se recupera gracias a los programas del Partido Popular y al esfuerzo de todas las familias de España, hay que seguir creciendo y apostando por las personas. Hoy crece el empleo y crece el bienestar de las personas.

Hay que seguir trabajando por la igualdad, contra la exclusión y a favor de las víctimas y de quienes más nos necesiten. Hay que seguir haciendo crecer las pensiones, frente a quienes las congelaban. Y hay que seguir consolidando la economía para crear empleo y bienestar.

Por todo eso, y porque nos merecemos un futuro mejor, el próximo 20 de diciembre nuestra participación es importante. Y aquí, en la Comunitat Valenciana, solo tenemos una opción de defender una voz valenciana y valencianista en Madrid: por eso, y por otras muchas cuestiones, sigo apoyando al Partido Popular. Porque creo que España hay que tomársela en serio.

 

EL AYUNTAMIENTO Y LOS NÚMEROS ROJOS DE BIELSA

Bielsa y los números rojos

Anoche, el PSOE aprobó su propia cuenta general con el voto en contra del Partido Popular. La cuenta general es la radiografía de la economía de nuestro ayuntamiento, el conjunto de documentos que nos informan sobre la situación del patrimonio, de los bienes y derechos, de la financiación y de los préstamos y deudas a final de año.

En términos generales, este resumen nos presenta la situación de la siguiente manera:

  • Tenemos menos liquidez que el año pasado (1,041) y menos que cuando Bielsa y el PSOE de Mislata asumieron el gobierno (0,546)
  • Nuestra solvencia baja con respecto al año anterior (4,71 a 3,07)
  • En una sola legislatura Bielsa y el PSOE de Mislata han disparado el endeudamiento por habitante un 30% pasando de 502.08 euros a 650.63 euros
  • El gasto por habitante baja con sus gobiernos y disparan el período medio de pago: algo que condena y ahoga a las empresas, a los pequeños y medianos comercios y a los proveedores que sirven a este Ayuntamiento. Proveedores, además, que en contra de lo que Bielsa y el PSOE de Mislata les prometieron, a menudo, no son de Mislata.
  • La morosidad ha subido con respecto al año pasado casi tres puntos
  • Y el superávit por habitante cae desde los 116 euros del año pasado a los 15,52.

Es decir: el panorama bucólico y fantástico que Bielsa y el PSOE de Mislata han vendido a la prensa nada tiene que ver con la realidad. En este ayuntamiento seguimos con un presupuesto prorrogado que aprobaron en mayo de 2014 y 17 meses después seguimos sin que Bielsa y el PSOE de Mislata hayan sido capaces de presupuestar uno nuevo. Y no se ha hecho porque han despilfarrado en un año en que llegaban las elecciones, Bielsa y el PSOE de Mislata tenían que ganarlas, y devolvernos a la ciudad triste, gris, sucia que el PSOE  ha proyectado para Mislata.

Esta cuenta general es el resultado de un trabajo técnico que hay que agradecer al departamento de Intervención al que Bielsa y el PSOE de Mislata cada vez más le están complicando la labor. Pese a ello, nuestro reconocimiento por traer estos informes con los que conocemos más y mejor la intrahistoria de nuestro ayuntamiento.

Pero es también el escaparate público de una gestión, la suya. La de Bielsa y el PSOE de Mislata, que han vendido con globos y alfombras mientras las familias esperan sus ayudas sociales, se demoran en el pago de lo que deben a asociaciones y empresas, y nuestros proveedores hacen cola con aquel famoso “Vuelva usted mañana” que tristemente Bielsa y el PSOE de Mislata han instalado en la tesorería de nuestro Ayuntamiento.

Los informes de intervención señalan que falta actualizar información patrimonial lo cual ya da señal de que los datos que se presentan hoy están distorsionados y lo están por una falta de acción política que Bielsa y el PSOE de Mislata dejan de lado porque están más preocupados por la foto y por escalar políticamente que no por atender a las necesidades de los mislateros. Les vendieron humo, les ocultaron la realidad que atraviesa este ayuntamiento y con ese engaño hacen equilibrios para cerrar cada ejercicio al frente del gobierno. Lamentable.

Algo no funciona cuando los remanentes de tesorería bajan, cuando los informes de este departamento y de la intervención les apuntan directamente y señalan que su gestión está viciada. Algo no funciona cuando la política que Bielsa y el PSOE de Mislata practican es contar unas cosas en la prensa y hacer otras que descubrimos gracias a los informes técnicos.

Bielsa y el PSOE de Mislata tenían que ganarlas, y devolvernos a la ciudad triste, gris, sucia que el PSOE  ha proyectado para Mislata.

A Bielsa y el PSOE de Mislata, la tesorería de este Ayuntamiento les ha dicho que no están haciendo los deberes: que gastan más de lo que tenemos, de que el camino emprendido por su equipo nos lleva a un agujero este año y que hay que corregir de manera urgente una situación más alarmante todavía. Pero no se ponen las pilas. Miran hacia otro lado, nos cuentan otras cosas y siguen enmarañando la realidad.

Bielsa y el PSOE de Mislata son ya su propia herencia. Cinco años después la evolución viene marcada con su manera de gobernar, sin contener el gasto pero hundiendo la inversión, esperando a ver si mamá diputación, papá generalitat o los tíos de Madrid y Europa nos dan subvenciones para hacer algo por nuestro pueblo. Algo más que no sea humo, autobombo, promoción personal y limpiar rápido cuatro meses el pueblo antes de elecciones para abandonarlo después.

Hace un año Bielsa y el PSOE de Mislata pusieron en marcha un plan de empleo, lo que llamaron un PLAN SOCIAL DE EMPLEO, INSERCIÓN Y FORMACIÓN que el PP apoyó desde la oposición pese al tufo electoralista que destilaba. ¿Por qué no tenemos ahora otro plan? ¿Por qué no han puesto ya en marcha otro nuevo que ayude a las familias a mejorar su maltrecha economía y que dé un respiro a los jóvenes que piden una oportunidad? Espero que no solo sea porque no tenemos otras elecciones municipales por delante, porque ese no es el camino. El camino debe de ser gobernar por el bien de todo y no quedarnos en el interés político, partidista y personal con que gestionan los socialistas.

La política de derroche de Bielsa es gastar un 10% más cuando nuestros ingresos solo suben un 0,25%, cuando los ingresos por tributos caen un 2,13% aunque siguen sin aliviar a los mislateros y mantienen impuestos y tasas altos que cargan contra nuestros ciudadanos y nuestros comerciantes.

A Bielsa y el PSOE de Mislata, lo sabemos, con su abrumadora mayoría absoluta les dará igual. Aplicarán su rodillo y sacarán adelante su aprobación, y luego contarán en medios lo que quieran y lo que les interese. Eso no significa que no haya cada vez más gente a la que nos preocupe más la realidad. Ni que seamos menos los que cada día comprobamos cómo está nuestro pueblo y nos dé pena. Absoluta pena.

Durante años le hemos oído a Bielsa y el PSOE de Mislata como auténticas plañideras llorar la deuda que la generalitat tiene con Mislata. Una deuda que desde el PP hemos exigido fehacientemente mientras el consell también lo gobernaba el PP. Ahora ya no les oigo exigir la deuda. Nosotros no nos hemos movido. Seguimos defendiendo los intereses de Mislata. Y seguimos pidiéndole a Bielsa y el PSOE de Mislata que lo hagan. Por cierto, es la enésima vez que lo pregunto: ¿Qué deuda tiene la Generalitat contraída con Mislata? Espero tener más suerte hoy, pero me temo que no. Que Bielsa y el PSOE de Mislata seguirán sin responder a algo que nos interesa a todos los mislateros.

Y voy a ir concluyendo.

La política de derroche de Bielsa es gastar un 10% más cuando nuestros ingresos solo suben un 0,25%, cuando los ingresos por tributos caen un 2,13% aunque siguen sin aliviar a los mislateros y mantienen impuestos y tasas altos que cargan contra nuestros ciudadanos y nuestros comerciantes. Bielsa y el PSOE de Mislata disparan un 485,38% los gastos extraordinarios. Y traen un déficit de casi 800000 euros en el Ayuntamiento según la liquidación del presupuesto de 2014 y de 145.342 euros en la empresa pública NEMASA.

Ahora calculo que volverán los socialistas con la eterna letanía de que no me entero. Pero esto es lo que dicen los informes de tesorería e intervención. Yo solo soy concejal de mi pueblo, pero les aseguro que hace mucho que sé leer y sobretodo escuchar. Algo que les recomiendo. No vamos bien. Lo dicen los técnicos. Y vamos a ir a peor. Aunque Bielsa y el PSOE de Mislata no lo quieran ver, leer ni escuchar. Por el bien de Mislata, empiecen a hacer los deberes. Porque sus derroches los estamos pagando todos.

Por cierto: esta es la vez número 21 que escribo “Bielsa y el PSOE de Mislata”. Lo hago porque ha llegado la hora de señalar y poner nombres a quienes están llevando nuestro pueblo a un futuro incierto y penoso. Y todo porque no quieren escuchar… a los que se les llena la boca de diálogo. Patético.